Junjou....

Junjou....
gomenasai... aishiteru!

04 de abril del 2002

Hace cinco años fuí el joven más feliz del mundo... exactamente el 4 de abril del 2002...

Recuerdo esa noche... me encontraba con mis amigos esperando tu llamada... la cuál llego provocandome un ataque de nervios que todos notaron. Contesté... no tardarías en llegar al lugar acordado. Mis amigos notaron aquella turbación en mis mejillas que siempre aparecía cuando mendo lo deseaba. Todos me preguntaron sobre lo que pasaba y a donde iría... Finalmente, me limité a sonreirles y despedirme sin revelar el secreto...
Corrí, corrí con todas mis fuerzas para no llegar ni un minuto tarde. Un poco despues llegaste tú. Te miré...
Tus cabellos rizados y negros como la noche enmarcaban tu tierna mirada. Tu boca esbozaba un hola con una sonrisa timida y nerviosa, al igual que la mía.
Recuerdo que caminamos justo a la fuente de sodas y pedimos 2 vasos de agua para llevar: uno de frutas y el otro de guayaba... Amo la guayaba desde aquel día...
Fuimos a sentarnos en aquella jardinera frente a la estación... hablamos sobre mil y un cosas, entre ellas, como una persona del pasado había sido la encargada de unir nuestros destinos sin quererlo, separandonos y uniendonos esta vez.... ahi estabamos los dos... y entre aquella platica, mis nervios se estremecian cada vez más... deseé poder tocarte y besarte, pero había gente justo detras nuestro, y nuestro pudor impedía que ese magico momento sucediera...
Sin embargo, mi mente no pudo evitar imaginarlo, al mismo tiempo que una cancion circulaba en mi mente...
una canción que hablaba exactamente del momento que estabamos viviendo:

Ay!, si nos hubieran visto,
Estabamos ahí sentados... frente a frente...
y no podía faltarnos la luna.
Y hablabamos de todo un poco,
Y todo nos causaba risa, como a dos tontos...
y yo que no veía la hora...
De tenerte en mis brazos y poderte decir: ¡Te Amo!
Desde el primer momento en que te ví...
hace tiempo te buscaba, ya te imaginaba así...
¡Te amo!, aunque no es tan facil de decir...
Y defino lo que siento con estas palabras...
¡te amo!...


Y así transcurrió la noche, quería con toda el alma que fuera eterna, mientras mirabamos la luna llena y yo rozaba con discreción tu mano entre la oscuridad...
Entre la platica, surgió la pregunta sobre nosotros, no de una manera normal, sino subjetiva... no fue necesario decirla, simplemente afirmar que lo que había comenzado esa noche sería una historia sin igual...
Tiempo despues, tuviste que partir, te acompañe a la parada donde tomarías tu transporte y te abracé... un abrazo lleno de calidez... un abrazo que aún puedo sentir...

Y de pronto nos rodeo el silencio, y nos miramos fijamente...
Uno al otro...
Tus manos entre las mías...
tal vez nos volveremos a ver,
"mañana no se si podré",
¿Que estas diciendo?, me muero si no te vuelvo a ver
y tenerte en mis brazos y volverte a decir... te amo....

Así fue como comenzó todo. la primer relacion que pude considerar como "formal", donde pasaron mil y un cosas, entre diversion, tristeza, alegria, dolor, coraje y todo lo que en una relacion puede explicar. una relación que disfrute y sufrí mucho, pero al final, conservo siempre lo mejor...

Gracias por todo lo que me brindaste aquellos meses ERES, fué una de las mejores cosas en mi vida

1 respuestas a lo que mi cabeza dice:

Dadavo dijo...

Que bonito es el amor!!!!